La Escuela para los Alumnos con PASIÓN por Aprender


La EPM nació en 2003 por iniciativa de Miguel de Guzmán, probablemente el mejor matemático español del siglo XX, y de José María Letona, quien sigue siendo su Director y Alma Mater.

 

La EPM ha fijado su Misión en "detectar el Talento Matemático en los niños y jóvenes de cualquier edad, y ayudarles a dominarlo, desarrollarlo al máximo y también, lo más importante, a disfrutarlo".

 

En nuestras aulas, nuestros alumnos con pasión por aprender, bastantes de ellos de Altas Capacidades, se benefician de unos métodos de enseñanza a su medida, comparten estímulos con compañeros de su mismo nivel, aprenden, se divierten y se sienten felices.

 

Y ése es nuestro principal objetivo: que la capacidad de estos niños no se pierda, ni por falta de atención ni por escasez de recursos, y puedan desarrollar todo el potencial que atesoran, en beneficio propio y de la sociedad en la que van a vivir.